Cuando se piensa en mejorar la postura, se suelen realizar instintivamente dos actos: contraer el abdomen y enderezar la espalda. El resultado de ello es una apariencia poco atractiva, muy cercana a la de una tabla de planchar.

sentarse_correctamente

La verdad de una postura correcta es mucho menos rígida: estirarse y relajarse al mismo tiempo.

Ya sea que el cuerpo esté encorvado o excesivamente derecho, en ambos casos se dificulta la respiración, los órganos de la digestión se comprimen y acarrean problemas. Además, una persona que se mantiene siempre en una actitud disminuida, con una inclinación hacia adelante y abajo, experimentará un debilitamiento de los hombros y músculos dorsales superiores, que decantará en espasmos y tensiones apenas sean utilizados para levantar un peso mayor de lo normal.

La vida moderna ha complicado mucho las cosas. El trabajo con los ordenadores suele acarrear decenas de problemas e inconvenientes, especialmente porque no se tiene en cuenta el guardar la postura correcta al momento de realizar las tareas en él.

Los más peligrosos son los problemas de muñecas y la mala postura al sentarse. Al tener la parte superior del cuerpo debilitada, los brazos y las muñecas deben hacer todo el trabajo para tipear, sufriendo lesiones como el síndrome del túnel carpiano.

Para tener una buena postura, es necesario conservar una estructura correcta. Esto quiere significar que cada hueso debe estar perfectamente alineado con los otros.

Desde la forma de estar parados ya se evidencia el estar apartados del camino correcto. Es usual que las personas se paren de forma encorvada, con los hombros hacia adelante. De esta forma, el pecho se hunde y provoca angustia y dolor físico. Los brazos suelen estar cruzados, haciendo que la cintura se vea cuadrada. En cuanto a las piernas, parecería que existe una obsesión por llevar todo el peso del cuerpo sobre una de ellas, forzándola a apoyarse sobre la cadera y restar estatura a la persona.

1 comentario

  1. Fisioentrevias

    22 Enero, 2011 a 14:22

    la posición recostada sobre el respaldo, entre 125º y 135º es correcta, un estudio realizado sobre la incidencia sobre los discos verbarales al estar con la espalda completamente recta demostraba que la postura menos lesiva era un poco recostado. pero la imagen del post puede llevar a error puesto que el monitor lo colocan mucho m´s bajo de lo que es ergonómico. la parte superior del monitor debe colocarse a ala altura de los ojos de lo contrario favorece una postura que puede ocasionar molestias en el cuello y región dorsal alta. también es recomendable mantener los pies apoyados en un reposapiés con una leve inclinación de unos 25º para evitar aumentar tensión en la región lumbar, o moverlos de vez en cuando. es muy importante mantener una correcta postura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *