Hoy la ONG “Save the Children” publica un estudio donde se exponen los mejores y peores países donde ser madre esta mejor o peor beneficiado y las facilidades de ser madre en estos países es muy diferente.

Noruega, Australia e Islandia son los mejores países en el mundo para ser madre, mientras que Afganistán, Níger y Guinea-Bissau ocupan las últimas posiciones.

De los diez países que cierran la clasificación, 8 pertenecen a la región subsahariana.

“De media, en estos países una de cada 30 mujeres muere por causas relacionadas con el embarazo, un niño de cada seis muere antes de su quinto cumpleaños y uno de cada tres sufre malnutrición”, según el informe de la ONG con sede en Washington.

Noruega y Afganistán, a un lado y a otro de la tabla, ejemplifican el doloroso contraste entre las regiones más acomodadas y las más desfavorecidas.

“En Noruega en todos los partos está presente personal sanitario entrenado, mientras que en Afganistán sólo el 14 por ciento de los nacimientos están asistidos por personal sanitario”, indicó el reporte.

La esperanza de vida de las mujeres noruegas es de 83 años mientras que la de las afganas es de 45 años de edad.

El resto de los diez mejores lugares en el mundo para dar a luz son Suecia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Bélgica, Holanda y Francia.

Por su parte, cierran los diez puestos finales de la lista República Centroafricana, Sudán, Mali, Eritrea, la República Democrática del Congo, Chad y Yemen.

Estados Unidos ocupa el puesto número 31, ya que “es el país industrializado con mayor tasa mortalidad maternal, una de cada 2.100”.

“Una mujer estadounidenses tiene siete veces más posibilidades de morir por causas relacionadas con el embarazo, que una italiana o una irlandesa”, remarca “Save the Children”.

Entre los indicadores utilizados por la ONG para elaborar esta lista se encuentra además de la tasa de mortalidad maternal, la esperanza de vida, el uso de medidas contraconceptivas, los años de educación de las mujeres y los beneficios estatales por maternidad, entre otros.

La esperanza de vida de las mujeres noruegas es de 83 años mientras que la de las afganas es de 45 años de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *