Los narcóticos son drogas que actúan sobre la psique de la persona. Su característica fundamental es que son capaces de provocar adicción física. Esto significa que si se ha administrado durante un período de tiempo largo, cuando se deja de hacerlo se produce un síndrome crítico o síndrome de abstinencia.

narcotico

Pueden dividirse en varios grupos:

Opio y sucedáneos

  • Opio. Es un potente depresor del sistema nervioso central. Generalmente es consumido mediante inyecciones intravenosas o por vía intramuscular o vía oral, rectal y fumado.
  • Morfina.Es un elemento aislado del opio. Sus efectos son similares pero no altera el ánimo ni la percepción. Se administra por vía intramuscular por aspiración nasal o por medio de supositorios.
  • Heroína. Es la droga que provoca mayor adicción siendo su efecto el más fuerte de los opiáceos.
  • Metadona. Se trata de un analgésico utilizado como droga de rehabilitación para heroinómanos, aunque también produce adicción.
  • Buprenorfina. Similar a la metadona.

 

Neurolepticos

  • Son sustancias que tratan la depresión y las psicosis.
  • Sus propiedades ayudan a provocar estados de tranquilidad emocional sin que disminuya la función intelectual.
  • Son tóxicos y poseen efectos secundarios graves, por ello solo deben emplearse bajo estricta prescripción médica.

 

Ansiolíticos

  • Se utilizan para tratar la ansiedad y las neurosis
  • En altas dosis pueden tener propiedades hipnóticas o inducir al sueño, también se utilizan en casos en que sea requerida cierta relajación muscular.

 

Somníferos

Su dependencia física aparece sobre las cuatro o seis semanas de administración. Su uso debe estar controlado para evitar otros efectos indeseados.

 

Los narcóticos para uso de anestesia general, como por ejemplo el fentanil, son muy fuertes, pudiendo alcanzar una potencia cuarenta veces mayor a la heroína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *