Un estudio que se ha dado a conocer en las últimas semanas demostró de forma tajante que los niños bilingües desarrollan una enorme facilidad para aprender más rápido y con mayor efectividad que aquellos que hablan un solo idioma. Para concretar este estudio se utilizaron gorros con electrodos especiales destinados a medir la actividad cerebral de los niños estudiados. En el análisis publicado de los niños bilingües se tomaron sujetos de prueba con un dominio inicial del inglés y del español.

En el estudio se comprobaron algunas diferencias respecto al momento en el que se iniciaba el aprendizaje del nuevo idioma. De hecho, los niños que eran expuestos a sonidos de dos idiomas diferentes entre los 6 y los 9 meses de edad tendían a incorporar estos sonidos mejor aún en su sistema nervioso, adscribiendo las diferencias entre los idiomas con mayor efectividad.

desayuno-infantil

 

El aprendizaje en la infancia temprana de los niños bilingües, por otra parte, terminó siendo mucho más veloz que aquel de los niños expuestos a un solo idioma. Los niveles de inteligencia general evaluados en los niños con conocimientos de más de un idioma alcanzaron puntajes más altos en pruebas orientadas al lenguaje.

 

La experiencia que relaciona idiomas, inteligencia e infancia temprana, por lo demás, dio muestras objetivas de que los niños bilingües posteriormente podían reproducir palabras desconocidas (en los idiomas a los que habían sido expuestos) con una enorme facilidad. Los niños bilingües también tienen una percepción más refinada en lo que refiere a los sentidos visuales y auditivos. A medida que va pasando el tiempo, asimismo, van reforzando las asociaciones básicas y ampliando su dominio en el aprendizaje de los dos idiomas iniciales  (para, en algunos casos, pasar a aprender un tercer idioma a los pocos años).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *