La dieta es fundamental durante la infancia puesto que aprender a comer también implica un aprendizaje en el seno de la familia. En este sentido, los padres deben de mostrar a sus hijos que deben comer sano y variado. Pero además, no deben comer sólo aquello que les gusta. Por ejemplo, no deben abusar de los dulces y del chocolate. Tanto es así que incluso algunos colegios han prohibido las máquinas de bollería industrial con el objetivo de concienciar a los niños sobre la necesidad de apostar por una alimentación sana y equilibrada porque se puede disfrutar de la rica dieta mediterránea.

nina_comiendo

Los niños consumen demasiadas calorías, por tanto, toman más alimentos de los que necesitan para su correcto desarrollo y crecimiento. De ahí que el sobrepeso es uno de los problemas más habituales en la niñez. Durante las últimas décadas, existe un exceso de variedad de alimentos pero además, los niños no sólo comen en los horarios habituales sino que lo suelen hacer entre horas.

Otro rasgo característico de la sociedad actual es el sedentarismo que también afecta a los niños. Sin duda, es esencial que los más pequeños de la casa realicen ejercicio o algún deporte no sólo para estar en forma sino también para practicar habilidades sociales al estar en grupo. Hoy día, muchos niños acuden a clases extraescolares por lo que deberían apostar por la realización de algún deporte en ese tiempo.

Sin duda, el exceso de televisión también favorece el sedentarismo igual que los niños deberían tener un uso restringido del ordenador y de Internet. Se trata de un entretenimiento que favorece la pasividad y la inactividad. Por el contrario, los niños deben disfrutar del contacto con el aire puro, descubrir la naturaleza y conocer el entorno de forma activa especialmente durante su tiempo de ocio del fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *