Pensar en una vida saludable implica entender que la alimentación forma parte de manera inherente del bienestar integral de un ser humano. Lo cierto es que disfrutar del placer de la buena mesa es infinito, sin embargo, los niños, como consecuencia lógica de su edad no son del todo conscientes de lo importante que es comer bien y evitar, por ejemplo, la comida rápida que conduce al exceso de peso. El exceso de peso también suele ir acompañado con el sedentarismo propio de ver durante mucho tiempo la televisión o no hacer ejercicio. Pues bien, los padres son un referente para cualquier pequeño. De este modo, con su propio ejemplo deben enseñar a los niños que es necesario comer de todo para crecer sano y fuerte. De hecho, la alimentación es clave en cualquier etapa de la vida pero todavía lo es más durante la infancia puesto que un niño se encuentra en un proceso de crecimiento constante y su desarrollo es pleno.

pescado

Dentro de la alimentación que cualquier niño necesita es importante destacar el sabor del pescado de calidad. Muchos niños prefieren la carne al pescado pero este hábito puede deberse, sencillamente, a la poca información del niño sobre los beneficios del pescado en el organismo. Pero existen algunas formas de que el niño tome conciencia de la importancia de la alimentación. Es decir, si el niño se implica en la elaboración de un plato y lo ve de cerca, entonces, luego lo disfruta mucho más. Por ello, puedes preparar una tarde de cocina junto a tus hijos. Elaborar una receta creativa con un pescado de calidad y después, disfrutar de una sabrosa cena en familia durante el fin de semana.

De este modo, los niños no sólo aprenderán a comer mejor sino que también, descubrirán el trabajo que existe detrás de cualquier plato y sentirán un enorme agradecimiento hacia la persona que cocine habitualmente en casa, ya sea la madre o el padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *