Las ratas de madres alimentadas con dietas altas en grasas, pero que consiguieron niveles normales de grasa en su dieta inmediatamente después del nacimiento, evitaron la obesidad y los trastornos relacionados con la misma en la edad adulta, según una nueva investigación de Johns Hopkins.
Mientras tanto, los bebés de ratas expuestas a una dieta normal en grasa en el vientre pero amamantados por madres de ratas en dietas altas en grasas se volvieron obesos en el momento del destete.

primeros alimentos del bebe

Los experimentos sugieren que lo que los bebés mamíferos – incluyendo los humanos – llegan a comer siendo neonatos a jóvenes puede ser más importante para su futuro metabólico que la exposición a la nutrición saludable en el útero.

La investigación confirma que la exposición a una dieta alta en grasa inmediatamente después del nacimiento tiene consecuencias significativas para la obesidad. Pero también sugiere que al poner a los niños en una dieta saludable en la infancia y la niñez temprana, se puede intervenir y potencialmente prevenir un futuro de obesidad, diabetes y enfermedades del corazón.

La obesidad se ha convertido en un problema de salud pública mundial que a menudo conduce a muchos otros trastornos, tales como enfermedad cardiovascular, hipertensión, diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y la artritis. Una preocupación importante en la sociedad occidental moderna es el consumo de dietas altas en grasa: Las tasas de obesidad se han disparado, con un costo de miles de millones en sistemas de atención de salud y reduciendo la esperanza de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *