Según un nuevo meta-análisis sugiere, adherir un par de porciones de leche o yogur a la dieta diaria probablemente no ayudará a las personas a perder peso.

Algunas investigaciones han sugerido que los productos lácteos pueden ayudar a sentir saciedad durante más tiempo, o que el calcio de la leche y el yogur pueden prevenir la acumulación de tejido graso. Pero estas siguen siendo teorías no probadas. Y según afirman investigadores, los resultados no son muy consistentes.
Alegan que, en general, la evidencia no apoya la afirmación de que los productos lácteos sean beneficiosos para la pérdida de peso.

 

Un grupo de investigación analizó los resultados de 29 estudios con un total de 2.101 participantes, algunos de los cuales fueron asignados al azar para que agregaran productos lácteos extra a sus dietas.

Las consignas de estos estudios variaban ampliamente, con una ingesta de lácteos que iba de una a más de seis porciones por día e intervenciones que duraban entre un mes y dos años.
En promedio, las personas asignadas a los grupos de extra-lácteos perdieron 0,14 kilogramos, una diferencia estadísticamente no significativa. 

Cuando los investigadores desmenuzaron aún más los resultados, encontraron que los productos lácteos parecían conferir algún beneficio en el corto plazo cuando eran parte de una dieta para bajar de peso. Pero por lo demás, añadir más leche, yogur o queso no ayudó a las personas a perder peso o mantenerse en forma.

De todas maneras, los productos lácteos pueden ser de ayuda para las personas que buscan perder peso y no están recibiendo suficientes dosis diarias de calcio.

1 comentario

  1. maria jose

    7 octubre, 2012 a 9:46

    La leche y los lacteos sacian porque necesitan un proceso digestivo mas lenlento. Unas ocho horas tarda en digerirse . Por este motivo sacia mas que otras lechesvegetales o yogures. A parte son importante comerlos para la flora intestinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *