La rinitis viene a ser una enfermedad que se presenta como un trastorno que afecta de forma principal a la mucosa nasal, produciéndose unos cuantos síntomas que son fáciles de identificar, mismos que son: 

  • Estornudos. 
  • Obstrucción nasal. 
  • Picazón. 
  • Falta de olor.
  • Secreciones nasales. 

No hay que confundir a la rinitis con el asma, aunque muchos de sus síntomas pueden llegar a provocarla luego de una gran etapa sin tratameinto.

nariz

Si se ha llegado a notar otros cuantos síntomas más a los mencionados anteriormente, entonces la visita al médico es obligada, ya que en realidad se estaría teniendo una afección más grave que la rinitis, misma que bajo una característica de hiperreactividad bronquial, puede producir los siguientes síntomas:

  • Sibilancias.
  • Sensación de falta de aire.
  • Tos seca.

La rinitis es una enfermedad que se manifiesta como una alergia perenne, no siendo temporal ni ocasional, sino que más bien puede ser más permanente y con diferente grado de intensidad en distintas épocas del año.

 

Tipos y causas en la aparición de la rinitis

La inflamación de la mucosa nasal que se presenta en esta rinitis puede tener una causa conocida o desconocida. En el primer caso se ha logrado identificar al factor que llega a provocar a esta rinitis perenne conocida, siendo el que provoca a la misma los alérgenos, sustancias que pueden llegar a motivar una alergia en determinadas personas. En el segundo caso, que es conocida como intrínseca, el médico tratante debe tratar de identificar los factores que han influenciado en la aparición de esta rinitis perenne desconocida analizando los órganos afectados.

De manera general se menciona a los ácaros como los alérgenos implicados en la rinitis; estos ácaros son tan diminutos que inclusive son mucho más pequeños que la punta de un alfiler, lo que les hace prácticamente invisibles. Al ser considerados como partículas vivientes, estos ácaros pueden estar presentes en:

  • El interior de los colchones.
  • Las alfombras en la casa, el hogar o la oficina.
  • En la saliva.
  • En la orina de los animales.
  • En algunos hongos atmosféricos.

Si el alérgenos se encuentra presente en el lugar de trabajo, a esta enfermedad se la suele llamar como rinitis ocupacional; en este último aspecto, las harinas de los cereales, las enzimas proteolíticas y las maderas tropicales puede ser el nido y el foco de infección de esta rinitis ocupacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *