Para los niños con bajas reservas de dos nutrientes cerebrales, los suplementos nutricionales pueden tener diferentes y complejo efectos, según sugiere un ensayo clínico reciente.

cerebroninos

La deficiencia de hierro es la deficiencia nutricional más común en el mundo, afectando a cerca de 2 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud.
Los niños pobres en los países en desarrollo se encuentran en particular riesgo de sufrir déficit de hierro, así como otros nutrientes, como las grasas omega-3 que se encuentran principalmente en los pescados aceitosos.
Por esta razón, el nuevo estudio analizó los efectos de administrar suplementos que contienen hierro, ácidos grasos omega-3 o ambos a más de 300 niños en edad escolar. Todos los niños tenían niveles bajos de ambos nutrientes, que son vitales para el crecimiento y el desarrollo saludable del cerebro.

 

Después de unos ocho meses, los investigadores encontraron cambios variados en la capacidad de memoria y de aprendizaje de los niños.
En general, los niños que recibieron hierro mostraron mejoras en las pruebas de memoria y el aprendizaje. Esto fue especialmente cierto si tenían anemia – un trastorno en el que la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno se reduce, causando problemas como fatiga y la dificultad con la concentración y la memoria.

En contraste, no hubo ningún beneficio general vinculado a los suplementos de omega-3. Y cuando los investigadores se centraron en los niños con anemia, los que ingirieron más omega-3 tuvieron incluso peores resultados de memoria.

De todas maneras, los profesionales de salud creen que es necesario hacer investigaciones más grandes y profundas antes de sacar conclusiones certeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *