Estudios previos indicaron que las mujeres que comen muchas verduras crucíferas tienen mejores tasas de supervivencia del cáncer de mama, en comparación con quienes no lo hacen.  Una nueva investigación revela que no incorporar este tipo de vegetales en la dieta sería un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad.

Los expertos descubrieron que los individuos que incluyen verduras en su dieta al menos una vez a la semana redujeron su riesgo de desarrollar cáncer de boca en un 17 por ciento, en comparación con aquellos que comían ninguno.

Los vegetales que se recomienda ingerir son: bok choy, berro, brócoli, coles, coliflor, rábano y repollo de Bruselas.

Además de reducir el riesgo de cáncer de boca, los resultados arrojados mostraron que los vegetales también tuvieron un efecto significativo sobre otros tipos de cáncer: el riesgo de cáncer de riñón se redujo en casi un 32 por ciento, el de esófago se redujo un 28 por ciento, el colorrectal y el de mama se redujeron en casi un 17 por ciento.

Alrededor de un tercio de todos los casos de cáncer de boca estarían vinculados a una dieta poco saludable. La Fundación Británica de la Salud recomienda que las personas ingieran una dieta sana y equilibrada, con abundantes frutas y verduras. También hay cada vez más evidencia que sugiere que el Omega 3, que se halla en el pescado y los huevos, también puede ayudar a reducir los riesgos de cáncer de boca, al igual que los alimentos ricos en fibra como el arroz integral, los cereales, las nueces y las semillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *