Los niños deben aprender jugando, de hecho, el juego es un derecho universal que permite a los más pequeños de la casa sentir la magia que tiene la creatividad del entretenimiento. De hecho, los niños no sólo disfrutan gracias a juegos comprados sino que también, pueden disfrutar gracias a creaciones propias que surgen a partir de la propia fantasía infantil.

boy-video-games

Hoy día, el poder de las nuevas tecnologías es latente en nuestra sociedad, tanto es así que hoy día, muchos niños tienen incluso teléfono móvil y también, juegan a ordenadores igual que cualquier otro adulto. Pero lo cierto es que no es aconsejable que los más pequeños de la casa pasen mucho tiempo frente al ordenador. Que los niños utilicen el ordenador en sí mismo no es algo malo. ¿De qué depende entonces que los niños puedan utilizar con tranquilidad la tecnología? De los contenidos, es decir, del tipo de juegos que utilizan.

En cualquier caso, los padres también pueden enseñar a los niños que también deben ver los libros como un medio de diversión y entretenimiento. En este sentido, nada mejor que acudir a la biblioteca más cercana al domicilio habitual para que el peque pueda deleitarse con las ilustraciones de los libros. Además, también puede asistir a cuentacuentos que se organizan con frecuencia en diferentes bibliotecas de diversas ciudades.

Por otra parte, los niños también deben de disfrutar del poder que tiene el juego como un medio de compartir tiempo con otros niños, es decir, de disfrutar de la risa de los demás. Algo que es habitual en los parques que además, están especialmente adaptados y acondicionados para el entretenimiento.

En definitiva, el juego favorece el bienestar emocional de los más pequeños de la casa puesto que la alegría es la máxima expresión de felicidad y un motor de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *