Por lo general el común de los mortales no tenemos la suerte de lucir unas piernas de modelo, pero siguiendo unas pautas sencillas y constantes, es posible realzar su belleza y tornear su figura.

piernas

Alimentación equilibrada

El mayor problema estético que afea el aspecto de las piernas se debe a la obesidad y la acumulación de grasa y celulitis. Una dieta saludable es fundamental para reducir ese exceso que en algunas personas se acumula en los muslos e impide obtener una figura equilibrada. Hay que restringir los alimentos salados, fritos, embutidos y azúcares refinados y aumentar el consumo de verduras frescas y la hidratación bebiendo abundante agua.

 

Masajes regulares

Los masajes aplicados con la ayuda de un guante de crin ayudan en gran medida a realzar la belleza de las piernas por dos motivos:

Activan la circulación. Lo mejor es frotar las piernas con movimientos circulares en un sentido ascendente para que la sangre bombee en dirección al corazón.

Actúan como exfoliante. Consiguiendo la limpieza de células muertas y suavidad en la piel. Para terminar, extender una buena capa de loción hidratante, pues la sequedad también es un enemigo de la belleza natural de la piel, sobre todo de las rodillas.

 

El agua como aliada

Alterna baños o duchas en las piernas de agua fría a un mínimo de 18º y de agua caliente a un máximo de 40ª. Con esta práctica también activamos y la circulación, y lo que es más importante, tonificamos los músculos para tornear las piernas.

 

Ejercicio diario y sencillo

Ejercicios como la práctica del ciclismo o el baile son excelentes para obtener unas piernas bellas y saludables. En la práctica diaria puedes aprovechar para subir escaleras o simplemente andar a buen ritmo, especialmente si tienes la suerte de poder hacerlo por la playa. Media hora diaria será suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *