Varios son los factores que nos pueden provocar esa típica mirada cansada, apagada o con ojeras. Una vez más, problemas actuales como el estrés, la falta de sueño o sobre-cargarnos en el trabajo nos conducen a estas desagradables situaciones.

miradanatural

Pero no te preocupes más. Hoy vamos a aprender unas sencillas recomendaciones totalmente naturales para lucir una mirada enérgica y sin cansancio.

Si eres de los que pagas la falta de sueño con las ojeras, tomando más cítricos y verduras de hoja verde irás viendo como mejora tu situación. De la misma forma, puedes empapar un algodón en aceite de almendra y pasártelo bajo los ojos antes de irte a dormir. En dos o tres semanas notarás la mejoría.

Otro efecto son las anti-estéticas bolsas bajo los ojos, causadas por la retención de líquidos. Es por esto que, desde hoy mismo, debes emplear sal yodada en tu mesa y restringir el consumo de envasados y alimentos pre-cocinados. Si por el contrario lo que buscas es rebajar las citadas bolsas, ralla la pulpa de un pepino, colócala en gasas y aplícatelas sobre los párpados durante 5 o 10 minutos.

Puede pasar que no sufras de bolsas ni ojeras, pero sí de una mirada apagada, fría, cansada. Si es así, prepara y bebe una infusión de ortiga cada día. Aparte de contener remineralizantes que previenen el cansancio y falta de fuerzas, tiene la propiedad diurética natural.

La última receta que vamos a compartir tiene que ver con la eufrasia, excelente planta natural que nos ayuda a disminuir la congestión ocular de las alergias y previene la aparición de orzuelos. Basta con que hiervas una cucharada grande en un vaso de agua y dejes reposar unos minutos. Acto seguido, humedece un paño suave y aplícatelo en la zona de los ojos afectada, a modo de lavados. Puedes repetirlo varias veces al día.

Finalmente, y aunque estamos seguros que como buen lector nuestro ya lo habrás deducido, tenemos que aclarar que el alcohol y refrescos comerciales no te van a ayudar en nada, al contrario; sólo empeorarán los efectos de tu mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *