O como mínimo, ese ha sido el resultado de la última investigación de la Escuela de Economía de Londres (Reino Unido), después de estudiar durante varios meses el estado de ánimo y cambios en el humor de más de 20.000 pacientes.

calendario

El experimento destaca por la novedosa forma en la que ha sido llevado a cabo, y es que ha sido realizado nada más y nada menos que a través de una aplicación de Iphone llamada Mappiness, que enviaba dos veces al día una encuesta a los participantes. En el cuestionario se preguntaban varias cosas como el estado de ánimo del sujeto en el preciso momento, sus quehaceres cotidianos en el día determinado, su nivel de felicidad y estrés laboral, etc.

Ni más ni menos, a través de un pequeño dispositivo móvil los especialistas han sacado conclusiones y datos valiosos acerca de cómo se relacionan los diferentes días de la semana con la felicidad y el esfuerzo en el cuerpo humano.

Por norma general, la semana laboral de la mayoría de gente abarca desde el lunes hasta el viernes incluido, por lo que este último día suele ser considerado como de los mejores; es el día previo al descanso semanal, esperado con una ilusión tremenda por prácticamente todo el mundo.

No sucede de esa forma durante el lunes, día en el que los efectos del fin de semana “aún no han pasado del todo”, de acuerdo a George MacKerron, director del estudio. No obstante, el día posterior, es decir, el martes, las personas ya tienden a entrar de forma plena y dinámica en su propia semana laboral, y se dan cuenta de un pequeño dato “desalentador”: faltan casi cuatro días hasta el próximo fin de semana.

Pese a que esto sale un poco de nuestros habituales consejos de salud, desde este espacio os queremos dar la mejor recomendación para que no os afecten sobremanera estos “bajones” de después del fin de semana.

Recordad que siempre debéis elegir un trabajo que os guste. Y así de simple, no hay truco que valga.

Después podrá haber mejores o peores condiciones laborales, pero si no se cumple la primera condición os veréis afectados negativamente, tanto a nivel psíquico como físico, y acabaréis aburriendo y maldiciendo el trabajo.

Puedes no seguir este consejo, pero no te extrañes, estimado lector, si un buen día, “casualmente” se podría tratar de un martes, te acuerdas del título de este hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *