Hoy nos hemos topado con otra desagradable noticia que tenemos que compartir, tanto por consciencia social como por su acción divulgativa. Cada año fallecen más de 600.000 personas de enfermedades atribuidas exclusivamente al humo del tabaco. De esta escalofriante cifra, casi el 30% corresponde a menores de edad, concretamente niñas y niños pequeños.

Los datos han sido presentados por la Organización Mundial de la Salud en uno de sus últimos estudios que ha tenido lugar en Suiza. La información que se ha estudiado data del 2004 (último año con datos integrales de los casi 200 países analizados), e incluye tanto la estimación por mortalidad como la pérdida progresiva de salud debido a la acción del humo de los cigarros.

De acuerdo a los análisis expuestos, más del 60% de muertes por humo de tabaco se producen en el sur de Asia y en el continente africano, por lo que en la mayoría de casos se trata de zonas subdesarrolladas en las que el poco o nulo control del Estado en términos de salud hace acto de presencia, cargándose a sus espaldas decenas de muertes a diario.

Mientras que la mortalidad infantil por esta causa se inclinó a estados en vías de desarrollo o bien poco desarrollados, la mortandad en la clase adulta se expandió a lo largo de todo el mundo, incluyendo también varias potencias económicas.

De cada 100 personas que mueren por la acción del tabaquismo pasivo, 46 son mujeres, 26 corresponden al género masculino y las 28 restantes comprenden niños y niñas que aún no han llegado a su adolescencia.

Desde www.blogdefarmacia.com nos preguntamos por los motivos que mueven a determinados gobiernos a seguir actuando de esta forma deplorable, consiguiendo así la muerte de tantos miles de personas al año, gran parte de ellas criaturas que ni siquiera tienen consciencia de la situación por la que pasan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *