La masoterapia es una terapia propia integrada dentro de la fisioterapia que utiliza como técnica el uso de distintas técnicas de masaje con fines principalmente terapéuticos para el tratamiento de enfermedades y lesiones así como ayuda a fortalecer los músculos.

Con unas manos hábiles se puede transmitir un estado de bienestar a través del masaje. La masoterapia favorece oxigenación de músculos y órganos estimulando la circulación sanguínea y linfática, ayudando al relajamiento del cuerpo.

Según Menell, el masaje tiene tres efectos: reflejo, mecánico, efecto tardío.

Entre las modalidades del masaje de la masoterapia está el masaje transverso profundo, el masaje terapéutico, el drenaje linfático manual terapéutico, el masaje deportivo, el masaje de Dicke, la liberación misiofacial, el crio-masaje, masaje del tejido conjuntivo, técnicas neuromusculares, masaje del periostio, etc.

La masoterapia se utiliza mucho en casos de estrés, cansancio general y tensión. Entre las lesiones que se pueden tratar con técnicas de masoterapia encontramos contractura muscular, esguince, rotura de fibras, tendinopatía, radiculopatía, linfedema, atrapamientos miofasciales, lesiones deportivas, fractura, espasmo, alteraciones psico-somáticas, algodistrofia simpático refleja, etc.

Es importante saber que muchas lesiones musculares se deben al estrés, por eso la masoterapia es buena contra el estrés. Es una técnica ideal para deportistas, sobre todo en caso de lesiones deportivas, además puede combatir el bruxismo. La masoterapia puede ayudar a superar el estrés y tensiones del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *