Según se advierte en una investigación reciente, los hijos de mujeres que experimentaron ansiedad y depresión durante el embarazo podrían encontrarse en un mayor riesgo de padecer asma.
El estudio realizado sobre 279 mujeres hispanas y negras le agrega cierto peso a investigaciones anteriores conducidas entre familias caucásicas que hallaron que los niños son particularmente susceptibles a los riesgos de padecer asma durante el período prenatal.

xxni_o_con_asma

Aproximadamente un 70 por ciento de las madres que alegaban haber experimentado altos niveles de ansiedad o depresión durante su embarazo reportaron que sus hijos habían sufrido broncoespasmos antes de la edad de 5 años.
Según los profesionales de la salud, entender cómo la depresión materna afecta la salud respiratoria de los niños es importante para el desarrollo de intervenciones efectivas.

El equipo de investigación destacó que los síntomas de asma más comunes son:

Tos, especialmente durante la noche

Ruido de sibilancias durante la respiración normal

Dificultad para respirar que causa que la piel alrededor de las costillas o el cuello, se hunda

Frecuentes resfriados de pecho

Los autores de dicho estudio notaron que los niños que experimentan alguno de estos síntomas de manera regular podrían tener asma y deberían consultar con un alergista.
Los síntomas del asma pediátrico pueden variar desde una tos persistente que dura por unos días o semanas a repentinas y alarmantes emergencias respiratorias. Con el tratamiento adecuado, los niños pueden dormir durante toda la noche, evitar ausencias a sus obligaciones diarias y respirar fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *