De los más de un millón de adultos estadounidenses que toman medicaciones para el desorden del déficit de atención con hiperactividad (ADHD) no parecen mostrar mayores riesgos en los que respecta a sufrir ataques cardíacos o apoplejías, como lo habían temido algunos expertos.

adhd

Las medicaciones estimulantes y no estimulantes han demostrado aumentar levemente la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, lo que puede contribuir a problemas del corazón.
Si bien los investigadores no han podido relacionar de manera concluyente los efectos colaterales de las drogas a ataques cardíacos, apoplejías o muerte súbita, la FDA ha recibido numerosos reportes de estos y otros problemas de salud en personas medicadas con estos estimulantes para el ADHD.

El nuevo estudio, el más grande de su tipo hasta la fecha, analizó los registros médicos y farmacológicos de más 440 mil personas entre las edades de 25 a 64 años.
Luego de controlar otros factores que pueden aumentar el riesgo cardiovascular (como fumar), los autores no hallaron un aumento en la tasa de ataques cardíacos, apoplejías o muerte súbita entre las personas que se encontraban utilizando drogas para controlar el ADHD.

Aunque los hallazgos deberían apaciguar los miedos de las personas que consumen estas medicaciones, el estudio no descarta por completo la posibilidad de un pequeño aumento en el riesgo de complicaciones cardíacas.
El estudio sugiere que estas drogas no están asociadas a un riesgo elevadamente marcado, pero tampoco se puede decir que son completamente seguras, según comenta uno de los investigadores. Dice, además, que es lógico que pacientes y médicos hablen acerca de los riesgos potenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *