Una medicamento que, según se halló, afecta la capacidad cognitiva de los niños nacidos de mujeres que tomaron un medicamento para la epilepsia, tiene un impacto a largo plazo en su coeficiente intelectual, según un estudio.
Investigadores de Estados Unidos llevaron a cabo exámenes de seguimiento entre el mismo grupo de niños cuya investigación condujo en 2009 a la alerta por el organismo de control de salud de EE.UU. sobre los riesgos potenciales de la droga valproato durante el embarazo.
Los niños – examinados a la edad de tres años – tenían habilidades cognitivas por debajo de sus pares, lo que provocó que la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos emitiera una advertencia sobre su uso durante el embarazo.
La nueva investigación examinó los mismos niños a la edad de seis años.

Los niños nacidos de madres que habían usado valproato durante el embarazo tenían un coeficiente intelectual que era de siete a diez puntos menor que el de los niños cuyas madres habían usado uno de los otros tres medicamentos para la epilepsia, según se encontró.
Cuanto mayor fue la dosis de valproato que la madre había ingerido durante el embarazo, mayor fue la discrepancia entre el coeficiente intelectual. Las habilidades verbales y la memoria también se vieron afectadas.

El estudio, llevado a cabo entre octubre de 1999 y febrero de 2004, por Kimford Meador en la Universidad Emory en Atlanta, Georgia, incluyó a 305 mujeres embarazadas que habían estado utilizando valproato, carbamazepina, lamotrigina o fenitoína antes y durante el tiempo de gestación.

valproato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *