Para algunas personas, un cambio en el estilo de vida es todo lo que se necesita para controlar los factores de riesgo de las enfermedades coronarias del corazón. Sin embargo, cuando estas medidas no producen los resultados esperados, diferentes medicaciones pueden ser añadidas.

estatinas1

Los fármacos no solo pueden ayudar a controlar los niveles lipídicos en la sangre, sino que también pueden contribuir a bajar la presión arterial y descender el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos y episodios de angina.

Entre los medicamentos que se utilizan para bajar los niveles de lípidos en sangre se pueden encontrar las estatinas, los secuestrantes de ácidos biliares, los inhibidores de la absorción del colesterol, la niacina, los fibratos y los ácidos grasos omega-3. La función básica de estos es reducir el nivel de colesterol malo en la sangre ya sea bloqueando su absorción en el intestino delgado, bloqueando la reabsorción del mismo, o aumentando el nivel de colesterol bueno en la sangre para que ayude a eliminar el indeseado.

Cuando la presión sanguínea es muy alta, pudiendo generar grandes complicaciones de salud en la persona, son cinco los tipos de medicamentos que se suelen utilizar para bajarla. Entre ellos, los diuréticos, son quizás los más comunes; pero también encontramos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, bloqueadores de receptores de angiotensina II, bloqueadores beta y bloqueadores de los canales de calcio.

Aún cuando se implemente el uso de estas drogas para regular el estado de salud, es bueno recordar que mantener un estilo de vida saludable probablemente ayudará a evitar que las dosis de estos medicamentos deban aumentarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *