La Medicina Deportiva no es más que la especialidad médica que estudia los efectos del deporte, la actividad física y el riesgo de enfermedades y posibles lesiones. La Medicina deportiva posee varios nombres o calificativos, como: Medicina del Deporte, Educación Física o Medicina Especializada.

La Medicina Deportiva está reconocida como una especialidad de la medicina, con cursos universitarios, para superación o especialización en la rama. Por lo general la inmensa mayoría de los médicos deportivos son ortopédicos, pues esta es una de las mayores afecciones que se presentan en el deporte, sobre todo las quebraduras de huesos, las fisuras de tejidos y músculos, las luxaciones, entre otras afecciones que van aparejadas y que son riesgos del deporte.

Aunque vale aclarar que la Medicina Deportiva posee varias ramas como: anatomía, Fisiología, biomecánica del ejercicio y otras más, estas aplicadas a las lesiones y existen otras como: Nutrición, Psicología Deportiva, Entrenamiento Deportivo, etc.

La Medicina Deportiva tiene como principal objetivo, la misión orientadora de los entrenadores y los deportistas, para que lleven a cabo un entrenamiento entre las reglas decididas con la capacidad física del atleta y su rendimiento. Tiene una misión preventiva, para evitar males que sean irreversibles y una misión curativa, para atender las lesiones de los atletas y que estos vuelvan a tener un rendimiento óptimo.

El médico deportivo es como un segundo entrenador, pues está presente en los entrenamientos y competencias del atleta, de modo que este vigilante ante cualquier molestia o dolor que se presente, lo mismo durante el entrenamiento o la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *