La demencia presenil o senil (Alzheimer), es una patología con síntomas de confusión, trastornos de la memoria, intranquilidad, desorientación e incluso alucinaciones. Esta enfermedad hace su debut generalmente al finalizar o finalizando la edad media de la vida, con síntomas muy pequeños, que incluso no llegan a notarse al principio, como defectos en la memoria y en la conducta, afecta con igual frecuencia a hombres y mujeres. Es una enfermedad irreversible, pero si se puede prevenir o por lo menos aminorar, sobre todo si se confía en la medicina natural.

contra-el-Alzheimer

 

Dentro de la medicina natural existen tres tipos de terapias que son muy efectivas, las cuales se sustentan sobre todo con la interacción de productos de la naturaleza.

El primero es el relacionado con los remedios de la fitoterapia, esta se basa fundamentalmente en la preparación de brebajes, infusiones y te para relajar a los pacientes con este padecimiento. Como por ejemplo la infusión de vincapervinca, ginko biloba, arándano y castaño de indias. Estas hierbas se unen en medio litro de agua, hervirlo por 15 minutos, luego se deja reposar y se filtra, se puede endulzar para tomarlo.

La Aromaterapia es otra de las que sirve a los enfermos de Alzheimer, poniendo aceites esenciales en el agua para bañarse, en el cuarto, lo mismo en aguas que en inciensos, son muy relajantes para las personas con este padecimiento. Las esencias más recomendables son las de lavanda, cítricos y de melissa.

La Oligoterapia, esta es una terapia mucho más ortodoxa, pues está relacionada con los comprimidos, aunque estos son de un tipo mucho más exóticos, como la acetilcolina, la lecitina de soja y el pycnogenol, todos son productos encaminados a proteger sobre todo las células del cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *