Lo primero y como método de la medicina natural es hacernos una autoconciencia de que provechos nos puede traer el fumar. Pues sí es un vicio que afecta la población desde nuestros ancestros, el cual está presente en cualquier capa social y que contamina el ambiente de los que no fumamos. Luego pensemos que males puede traernos en el futuro, desde los problemas respiratorios, los problemas diuréticos y renales, los pulmonares y los varios canceres que puede provocar. Después de hacer este autoanálisis si seguimos fumando, pues acércate a los métodos físicos de la medicina natural. A continuación te muestro algunos que pueden ser eficaces siempre que quieras dejarlo.

contra-el-tabaquismo

 

Existe un método infalible, antes de acostarte vierte un cigarrillo completo en un baso de agua y tómatelo en ayuna, veras el asco que proporciona, de hecho eso que te tomas es el liquido que pueden estar segregando tus pulmones.

Otro método infalible, enciende el cigarrillo y vierte el humo que no se escape nada en un paño blanco, verás el resultado, esto que observas en el paño es lo que va directamente a tus pulmones, bonito verdad.

Por otra parte están los caramelos o chicles de nicotina y los parches de este producto, pero si no existe la voluntad todo es en vano. Puedes tomar una lista y escribir las razones por las que quieres dejar el cigarrillo y eliminar el tabaquismo, lo lees cada día y te darás cuanta que es necesario dejarlo.

1 comentario

  1. YESENIA BRISEÑO CARRANZA

    13 enero, 2013 a 2:03

    El tabaquismo es una enfermedad crónica que se caracteriza por ser una drogodependencia: la nicotina, principio activo del tabaco, es una droga adictiva y como tal tiene las características de otras drogas: tolerancia, dependencia física y psicológica. La adicción a la nicotina obliga a los fumadores a mantener el consumo de tabaco y, de esta forma, suprimir o evitar los síntomas derivados del descenso de los niveles de nicotina en el organismo (síntomas de privación). Esto genera que las personas pierdan la libertad de decidir y se vean obligadas a mantener y aumentar progresivamente su consumo.

    El humo que respiran los fumadores activos y pasivos contiene más de 4.000 sustancias con propiedades tóxicas, irritantes, mutágenos y carcinogénicas que van produciendo un efecto acumulativo que conduce a enfermedades. Algunas de ellas, las menos graves, se pueden presentar tempranamente; las más graves toman tiempo y se manifiestan después de 10 a 15 años de estar fumando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *