Las técnicas para medir y monitorear rutinariamente la presión sanguínea tomadas en clínicas suelen ser poco precisas y esto puede afectar el tratamiento para la presión sanguínea elevada, según un nuevo estudio.
La toma de medidas incorrecta ocurre porque algunos profesionales de la salud no siguen las recomendaciones oficiales para tomar con precisión y consistencia la presión sanguínea, según advierten los investigadores.

Mediciones-inadecuadas-de-la-presion-sanguinea-que-pueden-derivar-a-un-tratamiento-pobre-de-la-hipertension

La posición del cuerpo, las diferencias entre los brazos, y la medida del mango para tomar la presión y su posicionamiento pueden todos afectar una medida bien tomada.
Los investigadores compararon las medidas de la presión sanguínea de 40 personas tomada utilizando el método oficialmente recomendado y el método tradicional utilizado rutinariamente en clínicas. Ambas medidas diferían en un 93 por ciento de los pacientes.

Se hallaron múltiples errores técnicos durante las mediciones de la presión sanguínea tomadas en las clínicas. Dentro de los 10 errores posibles, el número promedio de errores por paciente durante la medición de la presión sanguínea en las clínicas fue 4. El más común fue no tomar la lectura de ambos brazos.

Decisiones hipotéticas de tratamiento provistas por tres fisiatras sugirieron que el 45 por ciento de los pacientes habría recibido diferentes tratamientos basándose en las dos medidas distintas de la presión sanguínea.
Esta falta de precisión tan común podría tener un impacto significativo en lo que respecta al tratamiento de la hipertensión arterial.
El personal de las clínicas debe estar educado sobre las recomendaciones para una medición adecuada de la presión sanguínea, pues esto podría significar una mejora en el manejo de decisiones acerca de niveles de presión altos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *