Resistir el impulso de beber ese refresco o comer esas papas fritas puede ser difícil, especialmente si has acostumbrado a comer estos alimentos altamente adictivos como parte de tu dieta normal. Pero, una vez que se entiende un poco más acerca de cómo estos y otros alimentos procesados ​​afectan mente, cuerpo y hasta el alma, se hace más fácil elegir alimentos más saludables que enriquezcan el ser en vez de empobrecerlo.

alimentos procesados
Aquí nombramos algunas razones que deberían motivarte a reducir los alimentos procesados ​​de tu dieta.

  • Los alimentos procesados ​​son altamente adictivos. Tu cuerpo procesa los alimentos enteros de muy diferente manera al de los refinados, procesados ​​y a la comida “chatarra”. Los alimentos procesados ​​tienden a estimular en exceso la producción de dopamina, también conocida como el neurotransmisor del placer, lo que hace que se anhelen constantemente.

 

  • Los alimentos procesados ​​contienen a menudo fosfatos que destruyen los órganos y huesos. Muchos alimentos procesados ​​contienen aditivos de fosfato que aumentan el sabor, la textura y vida de consumo. Sin embargo, estos aditivos son conocidos por causar problemas de salud como un rápido envejecimiento, el deterioro de los riñones y huesos débiles.

 

  • Los alimentos procesados ​​causan inflamación crónica. Una de las causas principales de enfermedad crónica hoy en día es la inflamación. Y los estudios continúan mostrando que los azúcares refinados, harinas procesadas, aceites vegetales, y muchos ingredientes que se encuentran comúnmente en los alimentos procesados ​​son en gran parte responsables de esta epidemia de inflamación. Las enfermedades del corazón, demencia, problemas neurológicos, insuficiencia respiratoria y cáncer han sido relacionados con la inflamación crónica causada por el consumo de alimentos procesados.

2 COMENTARIOS

  1. Estoy totalmente de acuerdo en no consumir alimentos procesados por las razones apuntadas y otras, muchas veces por la falta de tiempo, comodidad, rapidez en la preparación, etc. los consumimos, y no deberíamos hacerlo. Aunque lo ideal sería consumirlos crudos, no siempre es posible hacerlo, pues es mas saludable cocinarlos a fuego lento y no en olla a presión, debido a que la temperatura de cocción es menor y se desnaturalizan menos, y eso si, cuidado con las grasas saturadas al cocinarlos pues no debemos emplearlas, son todavía peores que los alimentos procesados.

DEJA TU COMENTARIO Y VALORACION

Please enter your comment!

Please enter your name here