Mejorar la dieta de tu hijo no tiene por qué ser una tarea ardua. Pequeños cambios se suman a las grandes ganancias nutricionales. Aquí recomendamos pasos rápidos y fáciles para transformar la dieta de tu hijo y prevenir el aumento de peso.

sobrepeso-hijo

  • No permitas comida chatarra en la casa.
    Si no hay en la casa, los niños no la pueden comer. O por lo menos tendrán más dificultades para conseguirla. Deja a tus hijos en casa cuando estés de compras, si es posible. Haz una lista antes de salir de tu casa y adhiérete a ella. Compra meriendas saludables para tener en casa.

 

  • No dejes que tus hijos beban sus calorías.
    Muchos niños pierden peso simplemente renunciando a las bebidas azucaradas. Los padres subestiman el número de calorías y la cantidad de azúcar que sus hijos están bebiendo. ¿Sabías que una lata de refresco contiene 10 cucharaditas de azúcar? Y el jugo no es mucho mejor. Los niños no necesitan beber jugo por su contenido en vitamina C. Se puede conseguir gran cantidad de vitamina C de otras fuentes.

 

  • Todo con moderación.
    Dile a un niño (o un adulto) que no puede comer algo y eso es lo único que va a querer comer. Ningún alimento debe estar fuera de los límites. La prohibición de los alimentos lleva a los antojos incontrolables. En su lugar, practica la moderación. No hay problema en comer helado mientras lo guardes para las ocasiones especiales y lo limites a una porción de tamaño apropiado.

 

  • No promuevas el “club del plato limpio”.  Lo mejor que puedes enseñarle a tus hijos es a comer cuando tienen hambre y parar cuando están llenos. No presiones a tus hijos a comer más de lo que necesitan, incluso si piensas que no ha comido lo suficiente. Nuestra comprensión de un tamaño apropiado de la porción para un niño es demasiado inflada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *