La meningitis es una inflamación de las membranas que envuelven el cerebro, llamadas meninges y la médula espinal, cuya inflamación es provocada por un virus o bacteria, pero en otros casos puede ser consecuencia de ciertas enfermedades o medicaciones.

meningitis

La meningitis puede  afectar a niños de cualquier edad, y se contagia fácilmente en áreas cerradas, como universidades y escuelas.

Existen dos clases de meningitis: la meningitis bacteriana que es poco común pero hay que tratarla de inmediato, y la meningitis viral, cuyos  síntomas pueden ser similares a los de una gripe común, es  bastante común y mucho menos grave.

Si usted padece meningitis, es necesario comenzar cuanto antes el tratamiento, para que se obtengan resultados favorables. Es muy importante recibir las vacunas rutinarias y estar al tanto de los síntomas de esta enfermedad  para buscar atención médica inmediatamente en caso de sospechar que tu hijo protagoniza dicha infección.

Según la causa de la infección y la edad del niño, los síntomas de la meningitis son variables, aunque en una primera etapa de la enfermedad los síntomas puedes ser similares a la gripe en ambos tipos de meningitis, por lo tanto es importante diagnosticar de qué  tipo  de infección se trata, ya que es peligrosa la meningitis bacteriana.

Los primeros síntomas de la meningitis bacteriana o viral, pueden empezar enseguida o aparecer varios días después de que el niño presente vómitos, resfriado, secreción nasal, diarrea o cualquier otro tipo de infección y los síntomas más comunes suelen ser: irritabilidad,  fiebre, somnolencia, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, rigidez de cuello, en algunos casos hasta convulsiones e incluso erupciones cutáneas.

En los niños pequeños y recién nacidos, puede aparecer otros  síntomas como la llanto agudo ictericia, rigidez del cuello y del cuerpo, dificultad para alimentarse, fontanelas craneales abultadas y temperatura más baja de lo normal.

1 comentario

  1. Jcofrev

    16 diciembre, 2011 a 18:39

    yo la tuve y es lo mas doloroso del mundo, aun cuando la mia fue la mas comun, es mas mi umbral del dolor a raiz de ella subio y me hice resistente a otros tipos de dolores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *