La infancia es un periodo de la vida inolvidable en muchos sentidos. De hecho, la infancia tiene un aspecto muy positivo y es que los niños son muy receptivos y despiertos ante el aprendizaje. No se trata únicamente del aprendizaje escolar, es decir, de aquellos contenidos que obtienen cada día en el colegio sobre las diferentes asignaturas. Sino que además, también pueden aprender otros hábitos de vida saludables. Por ejemplo, muestran una gran ilusión ante el cuidado de su boca. Y por supuesto, también comprenden cómo la alimentación sana influye en el bienestar integral del cuerpo.

refrescos ninos

Los niños deben tener un claro sentido de la prudencia. Es decir, que deban comer sano no significa que no puedan comer nunca una hamburguesa. Sin embargo, se trata de un tipo de plan especial para una ocasión excepcional. De hecho, el abuso de este tipo de comidas ha conducido a muchos adultos y también niños al sobrepeso ya que en muchas ocasiones esta forma de alimentación poco saludable está acompañada del sedentarismo.

Los niños no sólo deben cuidar su alimentación sino también moderar el consumo de refrescos como la naranjada o la coca cola. Refrescos que pueden tomarse en ocasiones puntuales. Sin embargo, se trata de bebidas que tienen un valor nutricional muy bajo y escaso. Además, estos refrescos también contienen demasiado azúcar.

¿Qué bebidas son recomendables entonces para los más pequeños de la casa? Sencillamente, deben completar cualquier comida con un vaso de agua. Además, también deben disfrutar del excelente sabor de la leche en el desayuno o también en la merienda. Y por supuesto, el zumo de naranja natural también es excelente.

La infancia puede ser el periodo más feliz de la vida de cualquier persona. Por ello, la infancia también debe ir acompañada de una alimentación saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *