Las personas cuyas mentes vagan mientras conducen un vehículo, son significativamente más propensas a ser responsables de un accidente de tránsito, por lo que ponen bajo amenaza la seguridad en las carreteras, según advierte un estudio.

El término “mente errante” se ha acuñado para describir el pensamiento relacionado con la tarea en cuestión. Ocurre con mayor frecuencia cuando se está en reposo o durante la ejecución de tareas repetitivas.

al-volante

 

Todos los conductores experimentan ocasionalmente el hecho de poner sus mentes a la deriva hacia pensamientos internos, una distracción temporal que peligrosamente podría desviar su atención de la carretera.

Las distracciones externas (tales como los teléfonos móviles) se sabe que están asociadas con accidentes, pero la falta de atención que surge de las distracciones internas (por ejemplo, preocupaciones) aún es poco conocida en el contexto de la seguridad vial.

Un equipo de investigadores de Francia, por lo tanto, quiso estudiar el hecho de si la mente errante aumentaría el riesgo de la responsabilidad por un accidente de tránsito.

Para esto, entrevistaron a 955 conductores heridos en un accidente de vehículo motorizado que asistieron a la sala de urgencias en el Hospital Universitario de Burdeos entre abril de 2010 y agosto de 2011. Todos los participantes tenían 18 años o más.

Tomando en cuenta factores como posibles efectos de alcohol y los años de experiencia al volante de los conductores, entre otros, más de la mitad (52 por ciento) de los mismos informaron tener la mente errante justo antes del accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *