El uso de anticonceptivos orales por mujeres más jóvenes o de terapia hormonal por mujeres mayores puede estar relacionado con la enfermedad inflamatoria intestinal, según un nuevo estudio.

pildoraanticonceptiva

Las píldoras anticonceptivas se asocian con un mayor riesgo para la enfermedad de Crohn, que causa inflamación del revestimiento y la pared del intestino grande o pequeño, o ambos. El revestimiento puede llegar a estar tan inflamado que sangra.

Por otro lado, la terapia de remplazo hormonal tomada por algunas mujeres después de la menopausia se relaciona con la colitis ulcerosa, una enfermedad del colon (intestino grueso) o recto, que causa diarrea, dolores abdominales y sangrado rectal.

De los dos enlaces que se encuentran, la asociación con las píldoras anticonceptivas y enfermedad de Crohn es la más relevante para los pacientes.
Esto es especialmente cierto para usuarias a largo plazo. Si uno toma anticonceptivos orales durante más de cinco años se tendría un riesgo tres veces mayor de la enfermedad de Crohn.

Para el estudio en mujeres más jóvenes, los investigadores observaron cerca de 233.000 mujeres que participaron en encuestas de salud.

Observaron datos desde el inicio del primer estudio en 1976 hasta el año 2008 y encontraron 309 casos de la enfermedad de Crohn y 362 de colitis ulcerosa.
Hicieron comparaciones con mujeres que nunca habían utilizado píldoras anticonceptivas, descubriendo que las que tomaban, incluso en la actualidad, tenían un riesgo casi tres veces mayor de enfermedad de Crohn. Pero no sucedió lo mismo con los casos de colitis ulcerosa, que sí presentó diferencias entre aquellas mujeres que se encontraban en terapia de remplazo hormonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *