Hoy seguiremos hablando de las dietas y de las verdades y mentiras que existen alrededor de ellas. Es muy normal que escuches que si quieres perder peso no debes comer carnes rojas, pero esto no es así. Las carnes rojas cuentan con proteínas de alto valor biológico (que no tiene los cereales) y además nos ayudan a asimilar mejor el hierro. Los médicos nutricionistas recomiendan comer carnes rojas por lo menos dos veces a la semana.

dietas-y-mitos

Tampoco es verdadero que la sal engorde. Si bien es cierto que no aporta calorías, lo negativo es que nos hacen retener líquidos.

Otro mito revela que si uno quiere adelgazar lo mejor es suspender las pastas en la dieta. Pero una porción mediana de pastas no engorda si es acompañada con una salsa natural que no esté elaborada con aceite. No es aconsejable ponerle queso rallado. Pero es importante que sepas que un plato mediano de fideos (tallarines o macarrones) tiene las mismas calorías que un cuarto de pollo, o sea, 300 calorías.

Es importante no dejar pasar le desayuno, ten en cuenta que es la comida más importante del día.

Tampoco es verdadero que si evitas alguna comida perderás peso de forma más rápida. Hacer cuatro comidas es necesario para tu organismo, y es muy importante, tanto para adelgazar como para mantener tu peso. No olvides el famoso dicho: desayuna como un rey, almuerza como un príncipe, merienda y cena como un mendigo.

Un falso mito es que es mejor consumir productos en estado natural antes que congelados. Los alimentos que compras congelados te permiten realizar gran variedad de platos y comer productos estacionales en cualquier momento del año.

El alcohol que ingieras, si bien no te fijará las grasas, si te dará una gran cantidad de calorías extras. Un vaso de vino tiene 250 calorías, mientras que una copa de champaña 120, una lata de cerveza 150.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *