La dieta puede tener un impacto notable en la salud reproductiva, según sugiere un grupo de nuevos estudios. Cuanto más carbohidratos o productos lácteos un hombre come, peor será la calidad de su esperma. Mientras que los estudios mostraron una asociación entre la dieta y la fertilidad, no se probó ningún vínculo de causa y efecto.

espermatozoides

Los estudios realizados a través de los años han encontrado que parece haber una tendencia a la baja en el conteo de espermatozoides en todo el mundo que se extendió por todo el siglo 20 y los estudios más recientes sugieren que podría haber continuado en el siglo 21. Aunque esta situación se presenta como controvertida, si una tendencia a la baja en el número de espermatozoides está en efecto teniendo lugar, los determinantes de esta disminución no están claros del todo.

 

De esas premisas partieron los investigadores para plantear una hipótesis: “la exposición a factores ambientales, particularmente los estrógenos ambientales, es decir las hormonas femeninas, puede ser el culpable”. Además, esta tendencia a la baja también ha coincidido con un gran número de cambios en la población, algunos de los cuales se sabe que afectan el número de espermatozoides, como por ejemplo la obesidad.

 

El equipo de científicos inició dos investigaciones que exploraron el impacto de la nutrición sobre la calidad del esperma. Uno centrado en el consumo de lácteos y el otro sobre el consumo de carbohidratos.

 

El estudio sobre carbohidratos involucró a poco menos de 200  hombres sanos muy activos entre las edades de 18 y 22, que en su mayoría eran blancos.

 

El análisis sobre la dieta de los hombres reveló que los carbohidratos representaban aproximadamente la mitad de todas las calorías consumidas entre los participantes. El equipo encontró que la ingesta de hidratos de carbono no parece tener ningún impacto sobre la movilidad de los espermatozoides o la forma. Sin embargo, se encontró que cuantos más carbohidratos se consumían, más bajo era el recuento de espermatozoides de los hombres en general.

 

En el estudio de los productos lácteos, el grupo de investigadores encontró que la forma del esperma era menos probable que sea “normal” cuando  la ingesta de productos lácteos de los hombres se incrementó. Esta conexión fue particularmente fuerte cuando se consumieron productos lácteos grasos, como la leche entera, el queso y la crema. Ni la cantidad de espermatozoides e el movimiento de los mismos parecían estar afectados por esta relación.

 

Los resultados de ambos estudios se mantuvieron incluso después de considerar una serie de factores que influyen en la modificación, como el peso corporal, los antecedentes de tabaquismo y alcohol y los hábitos de consumo de cafeína.

1 comentario

  1. LUIS

    8 Febrero, 2013 a 16:32

    Dra Esta haciendo una muy buena laboral informativa de Medicina Natural,agradesco su labor GOD BLESS YOU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *