La muerte súbita o Síndrome de muerte súbita del lactante es un extraña episodio que causa la muerte inesperada de un niño que, aparentemente, se encuentra sano. Si la causa de muerte no es identificada, se la considera dentro del marco de este síndrome y procede realizando distintos métodos para analizar las razones que han desencadenado la tragedia.

En la gran mayoría de los casos (aproximadamente, el 90%) sucede entre los 2 y 6 meses de edad.

A pesar de tratarse de un problema cuyas causas son desconocidas, existen muchos factores de riesgo que pueden y deben ser evitables.

muerte-subita

 

El Estudio

 

Recientemente, se realizó un estudio en Estados Unidos en el que intentó precisar cuáles eran los factores comunes que presentaban los casos, encontrando algunos avances. Uno de los factores que aparentemente tiene mayor incidencia es la posición en la que se coloca a los bebés para dormir. Los investigadores (Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos) descubrieron que la posición en la que el bebé se encontraba más seguro es mirando hacia arriba.

 

Sin embargo, se encontraron otros factores de riesgo que DEBEN ser tenidos en cuenta al momento de colocar a un bebé a dormir. Estos son la superficie del moisés, la cual debe ser firme y segura; la ubicación de los almohadones en el mismo, la forma en que están colocadas las sábanas, de manera que se encuentren lo suficientemente tirantes para no destapar al niño, pero no muy apretadas, etc.

 

El mensaje final del estudio fue el de no sólo tener en cuenta la posición del niño al dormir, sino también los otros elementos que pueden incidir en estos casos.

 

Factores de riesgo evitables

 

Aún hoy, sabiendo muy poco de este episodio, podemos tomar consideración de algunos factores de riesgo. Estos son:

 

  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Drogadicción
  • Incorrecta disposición de los elementos de la cama del niño
  • Compartir la cama con el niño

1 comentario

  1. Noemí

    3 octubre, 2012 a 23:06

    Me recomendó un médico de medicina natural dar al bebe,a los tres meses de edad, zumo de naranja,para reforzar al bebe aunque tomara pecho y evitar el riesgo de muerte súbita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *