En los últimos años, la medicina alternativa ha ganado terreno y muchos adeptos. Incluso, tras haber nacido enfrentada a la medicina convencional, muchos profesionales de la salud han aprendido a convivir con ella y hasta, en algunos casos, la recomiendan.

musicoterapia_ambulatorio

Hoy hablaremos de la musicoterapia, una práctica que forma parte de la medicina alternativa pero que tal vez esté más emparentada con la piscología. Sin embargo, no podemos desconocer que la salud física y la mental van de la mano, tal como ya lo manifestaban algunas civilizaciones como la china hace miles de años.

Mucha gente deberá pensar que la música no es capaz de curar o disminuir problemas de salud. Pero, ¿cuántas veces harán dicho que tal melodía o canción les mejora el ánimo o los deprime?

El objetivo principal de la musicoterapia es que los sonidos estimulen el cerebro de tal forma que se produzca la relajación o supresión de ciertos procesos cerebrales que son capaces de causar enfermedades.

Hoy en día la musicoterapia es utilizada en personas con problemas de adicciones, como el tabaquismo, el alcohol y las drogas, en pacientes con alteraciones nerviosas y para mejorar la salud y el funcionamiento de algunos órganos vitales como los pulmones y el corazón.

Por otra parte, la musicoterapia ha demostrado ser de gran eficacia para mejorar la autoestima, el estado de ánimo, disminuir la depresión y la ansiedad, entre otros desórdenes relacionados con la actividad cerebral.

Entre las músicas más utilizadas para realizar esta actividad se encuentran Las cuatro estaciones (Vivaldi), para la hipertensión y la ansiedad; Preludio para la siesta de un Fauno (Debussy), para el insomnio; Concierto para violín (Beethoven), para la depresión; Himno al Sol (Rimsky-Korsakov), para el dolor de cabeza; Concierto de Arpa (Haendel), para el dolor de estómago; y la La suite Karalia (Sibelius), energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *