Un nuevo estudio halla que mutaciones en un gen llamado DICER se encuentran asociadas a raros, aparentemente sin relación, cánceres de ovario, útero y testículo.
Los investigadores canadienses dijeron que se encontraban sorprendidos al descubrir que la misma mutación fundamental en el gen DICER era el proceso común subyacente a todos estos cánceres.

El gen DICER es de gran interés para los investigadores del cáncer, según comenta el líder del equipo, el doctor David Hunstman, un patólogo genetista y director del programa de cáncer ovárico en un instituto de investigación en Canadá.
Ha habido cerca de 1.300 estudios publicados sobre este tema en los últimos 10 años, pero hasta el momento, no había existido un conocimiento fehaciente acerca del funcionamiento de este gen con relación al cáncer.
Este nuevo hallazgo podría derivar a nuevas posibilidades prometedoras de tratamientos para más tipos de cánceres comunes, según afirman los investigadores.

Estudiar tumores raros no es importante tan solo para los pacientes y las familias que sufren a causa de estos, pero también provee oportunidades únicas para realizar descubrimientos críticos en cánceres más comunes, tanto en términos de una medicina personalizada como en aplicar lo que se aprende del método para manejar enfermedades raras a tipos de cáncer más comunes y prevalentes, según explica el doctor Huntsman.

El descubrimiento de la mutación del gen DICER en este grupo variado de tumores raros es el equivalente a encontrar no la aguja en el pajar, sino la misma aguja en muchos pajares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *