Algunas mujeres que heredan genéticamente los genes cancerígenos de mama y ovario BRCA1 o BRCA2 de sus padres podrían ser diagnosticadas de cáncer de mama casi una década antes que aquellas que heredan los genes de sus madres, según indica un estudio reciente.
Los investigadores examinaron los árboles genealógicos de 128 pacientes de cáncer de mama u ovario con las mutaciones BRCA1 o BRCA2 para determinar los orígenes de los genes de estas pacientes.

Mutaciones-paternas-de-oncogenes-mas-agresivas-en-el-desarrollo-de-cancer-de-mama

De las pacientes, 28 de ellas tenían mutaciones paternas del gen BRCA1 y 29 mutaciones maternas, mientras que 24 tenían mutaciones paternas del gen BRCA2 y 21 tenían mutaciones maternas de este gen.
De las pacientes con cáncer de ovario, 6 tenían mutaciones paternas del gen BRCA1, mientras 7 tenían mutaciones paternas del gen BRCA2.

La edad media al momento del diagnóstico era de 51 años (variando desde las edades de 21 a 70 años) para cáncer de ovario y 43 años para cáncer de mama (variando desde las edades de 24 a 78 años). Sin embargo, la edad promedio al momento de diagnóstico para cáncer de mama en pacientes con mutaciones maternas del gen BRCA1 era de 45 años, comparada con una edad promedio de 38 años para aquellas con la mutación paterna del gen.

Si estas observaciones se vieran duplicadas en investigaciones más grandes, los resultados tendrían importantes implicaciones para la recomendación de una reducción del riesgo mediante cirugía en las portadoras del gen BRCA.
Esto podría significar que los médicos podrían pensar en tratar de manera más agresiva los factores de riesgo para el cáncer de mama en mujeres con mutaciones paternas del gen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *