Las personas que constantemente consumen más calorías de las que quema por día tendrán una pérdida de masa muscular y acumularán grasa más fácilmente si sus dietas contienen muy poca cantidad de proteínas y demasiadas grasas y carbohidratos, según sugiere un nuevo estudio.

Muy-pocas-proteinas-podria-significar-mucha-grasa-corporal

Los hallazgos desenmascaran una teoría de décadas, apoyada por investigaciones más recientes, que las dietas altas o bajas en proteínas pueden luchar contra el aumento de peso al engañar al cuerpo arrojando el exceso de calorías sin almacenarlas.
Uno de los autores del estudio afirma que no se engaña a la naturaleza por sumar o restar proteínas a la dieta. Se puede engañar a la balanza, pero no al proceso metabólico que almacena el exceso de calorías como grasa.

Los resultados sugieren también que la ingesta diaria mínima recomendada de proteínas podría no ser suficiente para mantener la masa muscular en algunas personas.
Otro de los profesionales alega que la mayoría de la gente debería tener un 20 por ciento de sus calorías diarias de alimentos proteicos.
Sin embargo, llegar a este 20 porciento no implica comer una dieta alta en grasas y proteínas al estilo Atkins. Al sustentarse en alimentos bajos en grasa y altos en proteínas como las carnes blancas, pescados de mar, yogurt griego, y queso magro, las personas pueden asegurarse de que obtienen la cantidad de proteína necesaria manteniendo su presupuesto diario de calorías en valores recomendables.

Las proteínas ayudan tanto a controlar el apetito como a mantener la masa corporal magra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *