La naturopatía  es la ciencia que estudia las propiedades y las aplicaciones de los agentes naturales (alimentos vegetales, plantas medicinales, agua, sol, tierra, aire, entre otros) con el objetivo de mantener y recuperar la salud.

Esta ciencia nos enseña  a seleccionar y utilizar todos los elementos inocuos que la naturaleza nos ofrece libremente; a conocer y desechar los perjudiciales para la salud y también a comprender y respetar todas sus leyes, con el fin de alcanzar un equilibrio justo, tanto físico como mental y espiritual de nuestro cuerpo, el mayor tiempo posible de nuestra vida.

naturopatia_crs2

El naturópata, por lo tanto, no pretende luchar contra las enfermedades propiamente dichas, sino que propone naturalizar los medios y las formas de vida desfavorables del hombre. Su misión principal es la de eliminar las sustancias nocivas, extrañas y perjudiciales que se puedan encontrar en el organismo (desechos, toxinas, venenos, células dañadas, etc.),  y en su lugar aportar las sustancias útiles (vitaminas, minerales, nutrientes, plantas, etc.) para depurar y regenerar los tejidos.  La función principal del naturópata es la de estimular el sistema y la fuerza de autocuración interna propia de cada ser humano.

La naturopatía data de mucho tiempo atrás, es decir, cuando el hombre primitivo empezó a utilizar los cuatro elementos básicos de la naturaleza (tierra, aire, fuego y agua) en beneficio de su salud. Creció lentamente a lo largo de la historia, para alcanzar su máximo apogeo con los movimientos vitalistas alternativos, dando a la Naturopatía en la actualidad, una notoria popularidad e importancia por parte de la sociedad.

Esta terapia sostiene como uno de sus pilares básicos, el de la unidad orgánica, que dice que el cuerpo es un solo órgano, por lo que trata a cualquier dolencia de forma conjunta y global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *