La nefropatía diabética es una afección asociado a la elevación de la glucosa en sangre por un periodo largo de tiempo que provoca daño en los riñones. Las personas con diabetes sin un control adecuado tienen mayor riesgo de sufrir nefropatía diabética y más aun si también tienen presión alta. Esta afección suele ser silenciosa sin síntomas cuando comienza y solo se diagnostica por un análisis de orina.

diabetes

Cuando los riñones comienzan a estar lesionados comienzan síntomas como:

-nauseas y vómitos

-edemas en piernas y parpado

-cansancio

-ardor y malestar en estomago

-gusto metálico en la boca

 

 

Para prevenir la nefropatía diabética es importante controlar el nivel de glucosa en sangre y más aun si ya se es diabético.

Si la enfermedad se detecta a tiempo con una dieta con bajo contenido de proteínas y controlando la glucosa se logra mejorar mucho la nefropatía diabética.

También es importante controlar le presión arterial ya que es un factor de riesgo relevante.

Si se tiene diabetes se debe seguir el tratamiento y la dieta adecuada para evitar tener complicaciones.

Las personas mayores son las más propensas a sufrir esta afección.

La diabetes bien tratada no ocasionara mayores alteraciones en la salud pero si esta fuera de control puede generar otros problemas de salud que realmente pueden complicar la calidad de vida de las personas.

Si tenemos dudas sobre la nefropatía diabética debemos consultar al medico. Los análisis médicos de glucosa y el control de la presión arterial son la base para prevenir esta patología. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *