Podría existir un enlace entre niveles elevados de azúcar en sangre y el aumento del riesgo de desarrollar cáncer colorectal en mujeres mayores, según se halla en un estudio reciente.
Investigadores analizaron información de un período de 12 años recolectada de mujeres pos-menopáusicas en los Estados Unidos. Los niveles de azúcar en sangre de las mujeres en ayunas y la insulina fueron medidos al principio del estudio y por varias veces durante el período de los 12 años. Durante este tiempo, 81 de estas mujeres fueron diagnosticadas con cáncer colorectal.

Los investigadores hallaron que las mujeres con niveles elevados de glucosa en sangre al principio del estudio eran más propensas a desarrollar cáncer colorectal, y que, dentro de estas, el tercio que mayor aumento de glucosa en sangre presentaba tenían el doble de posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer que el tercio con menor aumento de glucosa.

No se encontró ninguna asociación entre los niveles de insulina y el riesgo de cáncer, sin embargo.

La obesidad, que suele estar acompañada de niveles altos de azúcar en sangre e insulina, es un factor de riesgo bien conocido para el cáncer colorectal. Se ha estimado por mucho tiempo que el aumento del riesgo de este tipo de cáncer asociado a la obesidad se debe a los altos niveles de insulina, pero el estudio sugiere que podría deberse a los niveles de glucosa.

El próximo desafío es hallar el mecanismo por el cual los niveles de azúcar en sangre crónicamente aumentados podrían derivar al desarrollo de cáncer colorectal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *