Un virus identificado hace dos años como una posible causa del síndrome de fatiga crónica ahora resulta ser que no se trata del culpable, según una nueva investigación.
Los expertos alegan que este es un retroceso en el esfuerzo de entender y tratar esta misteriosa y debilitante enfermedad.

xmrv

Los autores del estudio hallaron que el llamado patógeno viral XMRV encontrado en muestras humanas en un estudio anterior, posiblemente apareció allí como resultado de recombinación genética. Esto puede ocurrir en los laboratorios cuando el ADN de diferentes virus es mezclado.
En este caso, dos virus de ratón se combinaron y el producto de dicha unión luego contaminó el espécimen humano mediante compuestos reactivos utilizados en el laboratorio.

Esta posible contaminación de las muestras con XMRV en el laboratorio significa que este virus no tiene una asociación probada con el síndrome de fatiga crónica.
La secuencia de estos eventos comenzó dos años atrás, con la publicación de un hallazgo en dos tercios de los pacientes con síndrome de fatiga crónica ofreciendo muestras que al parecer estaban infectadas con el XMRV.

En ese entonces, los hallazgos habían elevado las esperanzas de que pudiera existir una causa concreta para esta enfermedad que afecta a un estimativo del uno por ciento de la población mundial, y por ende un posible tratamiento efectivo.

Los autores del estudio nuevo observaron muestras sanguíneas de 61 personas con el síndrome de fatiga crónica. Las muestras provenían de los mismos pacientes que había suministrado para el estudio anterior, y esta vez no se halló evidencia alguna de la presencia del XMRV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *