La compañía Otto Bock es una de las líderes a nivel global en cuanto a prótesis y ortesis se refiere. En esta oportunidad, en su línea de prótesis avanzadas (las cuales involucran procesadores para el sistema de control), hay buenas noticias.

oscar

El procesador X3 de esta clase de dispositivos ha sido mejorado para la adaptabilidad de los pacientes a condiciones ambientales exigentes.

En efecto, gracias a la investigación del Programa de Desarrollo de Militares Amputados (MARP en sus siglas en inglés), llevada por algunas instituciones médicas-militares de los Estados Unidos, la nueva prótesis, basada en el modelo C-leg® de Otto Bock, posee la capacidad no sólo de permitir la marcha hacia adelante o hacia atrás, subir escaleras o apoyar el pie en la pared, sino también abre una inmensa gama de posibilidades a las que el paciente estaba acostumbrado antes de la amputación. Estas nuevas posibilidades incluyen escalar, caminar tranquilamente por la orilla del mar, caminar cuesta arriba, montar bicicleta o incluso surfear.

Algo implícito en estos avances es que la nueva prótesis puede soportar más peso, cuestión que es fácil de imaginar si se considera que al trotar, escalar o subir escaleras se está multiplicando la fuerza de impacto sobre el dispositivo. Esto, aunado a lo anteriormente explicado, permite suponer además que los materiales de fabricación son resistentes y anticorrosivos, como el titanio, por ejemplo.

El procesador X3, cual reloj a prueba de profundidades, es el núcleo inteligente de la prótesis. Posee acelerómetros, sensores y giroscopios para que el usuario no tenga de qué preocuparse en cuanto a la estabilidad se refiere. Una ventaja de ello es que en muchas ocasiones es la prótesis, y no el usuario, quien dirige la postura del cuerpo. Un avanzado sistema de control permite, por medio de las posturas correctas para cada situación, aligerar los clásicos dolores de espalda, cadera y rodilla.

Como es un diseño extraído en colaboración con instituciones militares, su implementación en las fuerzas armadas será el primer paso para luego extenderse a la venta en civiles. Se presume que la fecha de este lanzamiento será en los albores del año 2011. Mientras tanto, hay que recordar que la compañía Otto Bock ofrece una gran variedad de modelos aptos para todo público, posiblemente a un costo menor.

 

1 comentario

  1. rosa isabel osorio

    13 octubre, 2014 a 6:45

    Me alegra muchisimo ,la noticia de las nuevas tecnicas y calidades para colocar una protecis de cadera,yo tengo 63 anos y hace unos 5 anos sufro el dolor de cadera a causa de la artrocis,me da miedo q no pueda bolver a caminar.yo me alegro mucho por el abance en esta parte de la salud .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *