Científicos del Instituto Karolinska en Suecia, en colaboración con colegas de Alemania y los Países Bajos, han identificado un grupo hasta ahora desconocido de las células nerviosas en el cerebro. Estas células nerviosas regulan las funciones cardiovasculares, tales como el ritmo cardiaco y la presión arterial. Es de esperar que el descubrimiento sea significativo a largo plazo en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares en seres humanos.

celulas

 

Los científicos han logrado identificar en ratones un grupo hasta ahora desconocido por completo de las células nerviosas en el cerebro. Estas células nerviosas, también conocidas como ‘neuronas’, se desarrollan en el cerebro con la ayuda de la hormona tiroidea, que se produce en la glándula tiroides.
Los pacientes en los que se altera la función de la glándula tiroides y que, por lo tanto, producen demasiada o muy poca hormona tiroidea, tienen un riesgo de desarrollar problemas con estas células nerviosas. Esto a su vez tiene un efecto en la función del corazón, lo que conduce a la enfermedad cardiovascular.

Es bien conocido que los pacientes con hipertiroidismo no tratado (una producción de hormona tiroidea demasiado alta) o hipotiroidismo (una producción de hormona tiroidea demasiado baja) a menudo desarrollan problemas cardíacos. Previamente, se ha creído que esto era únicamente un resultado de la hormona que afectaba directamente el corazón. El nuevo estudio, sin embargo, muestra que la hormona tiroidea también afecta al corazón indirectamente, a través de las neuronas recién descubiertas.

Este descubrimiento abre la posibilidad de una nueva forma de combatir las enfermedades cardiovasculares. Si los científicos pudieran aprender a controlar estas neuronas, serían capaces de tratar ciertos problemas cardiovasculares, como la hipertensión, a través del cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *