Los investigadores han utilizado la secuenciación del ADN por primera vez para identificar, analizar y poner fin a un brote de enfermedad infecciosa en un hospital.
El éxito de la técnica, que utiliza la tecnología de secuenciación rápida del genoma para controlar un brote de la superbacteria MRSA en una sala de bebé, sugiere que podría ser utilizado para controlar infecciones por bacterias hospitalarias, Salmonella y E-coli y enfermedades como la tuberculosis.
Lo que los investigadores han vislumbrado a través de este estudio pionero es un futuro en el que los nuevos métodos de secuenciación les ayudarán a identificar, gestionar y detener los brotes hospitalarios.

bacterias

 

El MRSA, o Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, es una bacteria resistente a los medicamentos que causa infecciones, y un problema grave de salud pública. Cuando se producen brotes en los hospitales pueden conducir al cierre de salas enteras con muchas personas infectadas.

La bacteria mata a unas 19.000 personas en los Estados Unidos por año. Aunque las tasas de infección por MRSA han bajado significativamente en Gran Bretaña en los últimos años, todavía representan una amenaza importante con varios cientos de muertes al año y altos costos hospitalarios que participan en la gestión de los pacientes infectados.

Los investigadores dicen que este tipo de secuenciación rápida del genoma podría llegar a constituir la base para los programas de vigilancia regionales o nacionales destinados a los brotes de infección de enfermedades infecciosas.
Esta tecnología tiene un gran potencial para la identificación rápida y precisa de las transmisiones bacterianas en los hospitales y podría conducir a un cambio en la forma en que se maneja el control de infecciones en la práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *