Existe un nuevo grupo de saboteadores secretos en la guerra contra el aumento de peso. Son conocidos como obesógenos, y se encuentran por todos lados.

Nosotros le echamos la culpa al aumento de peso a comer demasiadas hamburguesas o quemar muy poca grasa, pero científicos están descubriendo que algunos químicos a los que nos vemos expuestos todos los días, podrían formar una gran parte de la epidemia de la obesidad. Los obesógenos, o irruptores endócrinos, son químicos naturales o manufacturados por el hombre que funcionan alterando el sistema regulador que controla nuestro peso corporal, aumentando el tamaño de las células grasas, disminuyendo la cantidad de calorías que se queman e incluso alterando la forma en la que nuestro cuerpo maneja el hambre.

obesogenos

Siendo hora de combatirlos, organismos competentes están contribuyendo para encontrar la manera de disminuir sus efectos.

Imitando las acciones naturales de las hormonas sobre nuestro cuerpo o previniendo el funcionamiento correcto de las hormonas que producimos, los irruptores endócrinos pueden, por un lado, fomentar a que el cuerpo almacene grasas y reprogramar algunas células para que se conviertan en células grasas; y por el otro, estimular a que el hígado se vuelva resistente a la insulina, lo que hace que el páncreas segregue más insulina aún, que hace que la energía se convierta en grasas por todo nuestro organismo. Además puede prevenir que la leptina sea liberada para anunciar al cerebro que se está satisfecho con la ingesta de comida.

Lo inconveniente de todo esto es que los podemos encontrar prácticamente en casi todos los alimentos, particularmente en aquellos altos en jarabe de maíz alto en fructosa.

3 comentarios

  1. Dan2004_21

    15 noviembre, 2011 a 16:46

    felicitaciones por los temas, pero este en realidad no queda muy claro, por favor mas informacion del tema.! esta muy interesante.!

  2. GABRIELA

    16 noviembre, 2011 a 19:25

    yo tengo este problema tengo tiroides ahora lo tengo bien pero el pancreas y a veces el igado mal.que comida puedo cenar y comer ,o cosas no deba tomar azycar noreno puedo? leche? ves diciendome esto si me urge saberlo doctora gracias con cariño de Gabriela

  3. Ana Laura

    4 junio, 2013 a 12:55

    He sufrido obesidad desde la infancia y esto arroja luz sobre esas dietas que uno seguía rigurosamente y no veíamos efecto, con todo el sufrimiento que esto ocasionaba. Así qué me gustaría algo más objetivo, como saber específicamente que es mejor evitar en la alimentación. Un saludo y gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *