Nace un bebé y en ese momento el hogar se transforma. La pareja descubre que su rutina diaria cambia de tal forma que el espacio y el tiempo adquieren matices distintos. El bebé se convierte en el protagonista y en el centro de atención de la familia de tal forma que demanda atención y cariño constante. Por eso, cualquier pareja debe de tener claro que la organización y la planificación es la clave del éxito durante los primeros meses y años de vida del niño.

h.canastilla-regalo-agenda-personalizada-presentpics-com_1260804902

Para lograr tal objetivo es aconsejable elaborar una agenda de tareas y cuidados en relación con el niño. En dicha agenda, es ideal planificar las horas de comidas del bebé. La alimentación es esencial para cualquier recién nacido. Por otra parte, también es necesario organizar un calendario con las horas de sueño y descanso del bebé. El pequeño dormirá mejor en la medida en que adquiera unos hábitos y costumbres dentro de la rutina diaria, para ello es esencial cumplir el horario previsto. Aunque también es bueno ser flexible ante cualquier posible imprevisto.

En el día a día del bebé también debemos incluir un paseo diario para que el niño pueda disfrutar en contacto con la naturaleza y respirar el aire puro. Es aconsejable salir todos los días a dar un paseo por el parque evitando aquellos en los que hace un frío excesivo o llueve mucho. En esos días, podemos pensar en hacer simplemente una visita a casa de familiares o amigos. Es mejor dejar los días de visitas para el fin de semana cuando tenemos más tiempo libre.

En la agenda del niño también debemos planificar la hora del baño. Es preferible bañar al bebé por la noche antes de acostarle puesto que así dormirá más tranquilo y relajado en su cuna o en su moisés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *