En el artículo anterior te hemos hablado acerca de qué es la osteoporosis, de los diferentes orígenes y de los factores de riesgo más comunes. En esta ocasión hablaremos de la dieta, que es la mejor manera para prevenirla.

La comida que disfrutas todos los días cumple un papel muy importante en el tratamiento de esta enfermedad. Esto es porque te ayuda a prevenir o retrasar la aparición de la misma. Con esto te queremos decir que una dieta equilibrada y rica en calcio y vitamina D ayuda en la absorción de este mineral para fortalecer los huesos, prevenir la perdida de estructura de los mismos.

Para llegar a este excelente resultado nada mejor que comer como mínimo dos raciones de lácteos diarios. Incluir en tu alimentación comidas que contengan vitamina D, que ayudará a fijar el calcio. La vitamina D es liposoluble y por lo tanto está en la grasa de algunos alimentos, como la leche entera y subproductos lácteos (como la manteca y la crema de leche).

Las verduras son otros alimentos que no debes dejar afuera de una alimentación equilibrada. Entre las favoritas podemos destacar el consumo de repollitos de Bruselas, el brócoli, la espinaca y el rábano.

El salmón, las anchoas y las sardinas ayudan también en la prevención de la osteoporosis, lo mismo que el tofu, los frutos secos como la nuez, avellanas y las almendras. Las frutas como las manzanas, mango, pera y plátano son excelentes para estos casos, y entre las legumbres lo mejor son las lentejas, arvejas, soja y habas.

Pero hay alimentos que impiden la absorción del calcio y por eso no es aconsejable abusar de ellos si tienes osteoporosis. Entre ellos se encuentran el salvado y los cereales integrales. Estos tienen acido fitatos o acido fítico que crean sales insolubles con el calcio y disminuyen la absorción.

El fósforo también es perjudicial para la absorción de calcio. El fósforo se encuentra en alimentos de origen animal como carnes, pescado, bebidas colas.

Las proteínas de origen animal provocan la expulsión del calcio por medio de la orina o las dietas con alimentos muy ácidos. La sal, por su parte ayuda a perder calcio al inhibir la absorción de la vitamina D. es bueno que evites las comidas en conserva, porque de por sí tienen mucha sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *