La calidad de nuestro sueño es tan fundamental como la cantidad. Veamos pues una serie de consejos para mejor el descanso nocturno.

woman-sleeping

1- Elección de las horas

La fase de sueño profundo, durante la cual el organismo se recupera con más intensidad, se desarrolla durante las cinco o seis primeras horas de la noche, independientemente de la hora a la que nos vayamos a la cama. Si dormimos bien y de un tirón durante esa fase, no sentiremos recuperados del todo. Lo ideal es irse a la cama siempre a la misma hora.

2- Relajarse antes de dormir

Evitar hacer ejercicio o escuchar música estridente antes de irnos a la cama. El cerebro y el cuerpo se estimularán, y tendrán dificultad para desconectarse y favorecer un sueño reparador. Por el contrario, el amigo ideal para dormir bien, es un libro.

3- Tras una noche en blanco, la recuperación

Felizmente, para aquellos a quienes les encanta la fiesta, no existe ninguna obligación de dormir durante ocho horas para estar en forma. Lo mejor es que al día siguiente de haber trasnochado, nos acostemos pronto. No sirve de nada alargar el sueño de las mañanas, puesto que es muy poco recuperador, ya que el de la mañana suele ser ligero.

4- No me puedo dormir antes de la 1 de la mañana

No debemos asustarnos, si tenemos demasiada energía o tensión por la noche. De lo que se trata es de rectificar el reloj interno. Para poder conseguirlo, intentad practicar algo de deporte por las mañanas, y acostumbraos a vivir por el día, y no por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *