Ocurre cuando el nervio que facilita el movimiento de los músculos de la cara se ve afectado, generalmente por causa desconocida, aunque el problema suele resolverse de forma espontánea. Este músculo facial también está implicado en la sensación del gusto sobre la zona anterior de la lengua y en la salida de la lágrima.

Otras causas de parálisis pueden ser tumores, accidente cerebrovascular, aunque en este caso también resultan paralizados otros músculos, o un traumatismo, como les ocurre a algunos bebés durante el parto.

paralisisfacial

Síntomas

  • La parálisis facial comporta una debilidad de los músculos de la cara, generalmente de un lado.
  • Aparece dificultad en el movimiento del ojo y para retener la saliva de la boca. También es posible  una merma en el sentido del gusto y la boca presente cierta inclinación.

 

Cómo actuar

  • Es conveniente que se tape o proteja el ojo, porque éste pierde la capacidad de lagrimeo y por lo tanto de protección frente a agentes externos y se dificulta el parpadeo.
  • Utilice colirio o lágrima artificial y gafas de sol por el día y cúbralo con una gasa por la noche.
  • Realice un masaje en la cara durante diez minutos varias veces al día para acelerar la recuperación y evitar que los músculos se atrofien.
  • Vigile su evolución y siga las recomendaciones médicas hasta que remita por sí solo.
  • Tenga en cuenta que puede tardar en restablecerse desde tres semanas hasta meses.
  • Acuda a urgencias médicas si su parálisis facial está acompañada de síntomas como parálisis en otros músculos o fiebre alta, o si presenta dolor, picor o algún tipo de secrecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *